jueves, 18 de junio de 2009

ADMIRADO POR TODOS, ODIADO POR UNO: EL ARTISTA QUE HIZO DE SU CUERPO UN OBJETO PARA DAR ARTE.


Peña x Bartoliche, BRC 2004
Y se murió no más...




Tal vez sea una puesta en escena más de él, lo imagino capaz de querer ver su propio velatorio. O no?


Cuesta verlo en sus personajes y separarlo de la vida.


Un talento semejante, un artista que hacía también de persona.


Porque primero era artista, y despues vivía. O vivía sólo por ser artista.


Anoche entendí cuál es el mayor don y la mayor condena de un artista: el querer dar y dar y dar sin parar. Porque así es un artista, que todo lo ve con los ojos del arte. Y yo me sentí muchos años acompañada por este artista de la ostia.


Ayer decía que pocas cosas me entretienen o me lllegan de la TV: y con ese compilado que ahora hacen y harán en la tele me puedo nutrir de ese talento, sentirlo tan dolorido y desgarrado.


Porque hay gente que al dolor lo convierte en caca, como hizo D´Elia con Peña.


Pero él, en cambio, sacó el dolor y lo convirtió en personajes únicos, no sabemos hoy cuál de todos sus personajes murió y cuál no.


Y después reflexiono sobre toda esa gente que nos hizo reír, sacudir, pensar: Olmedo en un nivel, Guinzburg en otro, Peña en otro...todos se las tomaron pronto. Por que?


Nos han dado su energia en forma desmedida, descomunal, sin retaceos, por eso el refran de los 5 años de león y no 100 de ratón


1 comentario:

  1. Y, yo esperaba que al otro día apareciera en la radio a las 7 y nos contara qué había, qué vió del otro lado...!

    ResponderEliminar